Comportamientos aprendidos por los padres y transmitidos a los hijos. Transgeneracional (1)

espiral2

Un artículo reciente que me ha parecido muy interesante es el que tiene por título icono_conexion Parental olfactory experience influences behavior and neural structure in subsequent generations“.

Voy a presentar aquí una simplificación de este estudio, y posteriormente estableceré conexiones con la BioNeuroEmoción.

 

1) En primer lugar se escogieron varios ratones macho.

8-ratones

2) A cada uno se le colocó en una jaula especial.

raton      jaula

3) Luego se introducía un olor parecido al de los cerezos en flor durante 10 segundos.

cerezo

4) Y a continuación, se le daba una suave descarga eléctrica (desagradable) en sus pies a través del suelo de la jaula, durante 0,25 segundos.

rayo

5) Esto le producía un sobresalto traumático, con manifestaciones corporales, como por ejemplo el aumento de la frecuencia cardiaca.

raton-tiembla

6) Tras repetir esto una serie de veces durante unos días, se consegía que el ratón asociara el olor con la descarga. Se creaba un anclaje entre los dos estímulos, el olor a cerezo en flor y la descarga eléctrica y sus efectos corporales. Una respuesta asociada al miedo, y gestionada por la amigdala cerebral. Por lo tanto, se había conseguido que el ratón incorporará o aprendiera rápidamente un nuevo programa mental, un programa de superviviencia, a través de la vivencia de una emoción intensa y repetida en un contexto determinado. Llamaré a estos ratones macho, F1M (de Familia de primera generación).

raton-normal

7) De esta forma, en situaciones posteriores al aprendizaje, la mera presencia del olor desencadenaba una reacción de miedo con manifestaciones físicas similares a las aprendidas.

raton-y-cerezo

8) Además, se descubrió que cierta parte del bulbo olfatorio cerebral de estos ratones macho, F1M, tenían unas características neurológicas diferentes de las de ratones macho sin este aprendizaje.

raton-y-cerebro

9) Posteriormente, se emparejó cada uno de estos ratones macho, F1M, con un ratón hembra sin este aprendizaje.

2-ratones

10) Y nacieron sus hijos. Llamaré a los hijos ratones macho, F2M (de Familia de segunda generación).

4-ratones4-ratones4-ratones4-ratones

11) ¿Habrían heredado el aprendizaje de sus padres machos o no?

3-ratones-1024x236

12) Para descubrirlo, se colocó a los ratones macho F2M en una plataforma especial con forma de cruz, donde dos segmentos tenían paredes y dos segmentos no tenían paredes.

elevated_plus

laberinto

13) Luego se colocó en un extremo un frasco con olor a cerezo en flor, y en otro extremo un frasco sin olor. Y se comprobó, que estos ratones evitaban el extremo donde estaba el frasco con olor a cerezo en flor. Habían heredado de alguna forma, el programa de supervivencia de sus padres machos: “El olor del cerezo en flor es peligroso”.

4-ratones-cerezo

14) Posteriormente se emparejo ratones macho F2M con ratones hembra sin este aprendizaje, y salían los nietos de los F1M. Llamaré a estos nietos ratones macho, F3M (de Familia de tercera generación). Y tras realizar las comprobaciones pertinentes en la jaula, resultó que también habían heredado el programa de supervivencia de sus padres machos y de sus abuelos machos.

8-ratones-cerezo

 

icono_conexion Ir a la parte 2 del artículo

0

Jon Jaureguizar Núñez

Llevo más de 30 años acompañando apasionadamente a personas a curarse, a mejorar su salud y a vivir la vida de nuevas formas saludables. Además, disfruto formando a personas individualmente y en grupos sobre temas de salud y crecimiento personal centrándome en la práctica y la experiencia. En el trabajo que realizo, integro especialmente conocimientos y experiencias de medicina occidental, medicina china / chikung, coaching personal, programación neurolingüísitca, meditación/mindfulness, trance generativo, integración sistémica y estratégica, biodescodificación / bioneuroemoción y diversos aspectos de otras medicinas complementarias.

Deja un comentario